viernes, 27 de marzo de 2009

A la espera de buenas noticias


Queridos todos, ya se que no me actualizo nada. Y no es porque no tenga nada que contar. Es que, después de mucho tiempo, esta semana no he tenido ni 10 minutos para meterme en el blog. En los últimos días he puesto en marcha algunas movidillas relacionadas con el curro, así que el trabajo se ha multiplicado. Por otro lado, no tengo fotos nuevas disponibles. Ya sabéis que con la Leica todo es más lento. Tengo un par de carretes preparados para revelar que verán la luz (nunca mejor dicho) la semana que viene. Espero que merezcan la pena.

También he tenido alguna experiencia motivante, una de esas que hacen que pienses que tienes el mejor trabajo del mundo. Creo que he tenido ese pensamiento cinco veces en ocho años, pero bueno, hay gente que no la ha tenido nunca y eso me consuela. Ayer conocí a David Alan Harvey, un miura de la fotografía, uno de los grandes. Resulta que el fulano, fotero de National Geographic y de la Agencia Magnum (casi ná) estaba de paso por Madrid dando un curso y tuve la oportunidad de hacer un alto en el curro, salir y hacerle una entrevista. Luego, claro, la entrevista tornó en conversación informal sobre esto y aquello. Ha sido la hora más feliz que he disfrutado en meses. Es todo un personaje. Él inspiró el personaje de Clint Easwood en 'Los puentes de Madison'. De hecho, él le enseñó a Easwood a disparar las cámaras. Por cierto, sus cámaras y su mochila son las que lleva Eastwood en la película.

El tipo se las arregla, cada vez que viene a un taller, para ligarse a la chica más guapa, convertirla en su asistente por unos días y salir noche sí, noche también. Me pareció un veinteañero encarcelado en un cuerpo de un tipo de 65 años. Al final le dije, "David, te tengo que hacer una foto". Bajo los últimos rayos del sol que nos dejaba el día, sonó el seco click de la M4. Ya es mío.

Ya os contaré más sobre él. De momento, como aperitivo, id pinchando en www.burnmagazine.com, su último proyecto para descubrir jóvenes talentos. Es lo mejor que he visto en internet en mucho tiempo.

La foto que pongo no es mía, ojo, es de Begoña Rivas, la fotera del periódico que vino conmigo. La mía la pondré en un par de semanas. Así comparáis.

1 comentario:

Sofia de Juan dijo...

Si señor, que honor!david nada menos!
enhorabuena de nuevo.... y gracias por la info de burn magazine... superinteresante. No lo conocia
Por cierto, el link es .org, no .com. un beso grande como los grandes de la imágen